Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 noviembre 2012


“Plural ha sido la celeste, historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este mundo de duelo y de aflicción”

Rubén Darío

Volver a Valparaíso.

 

Ayer que regresé de nuevo a Valparaíso,
te volví a encontrar. Parada ahí mismo,
frente a tu sonrisa, en esas mismas
calles de tu vida que siempre recordarás.

En ese lugar, donde tu mano encontraba
mi mano, ahí donde construimos esta
casa debajo del cielo, con cimientos
sobre el mar.

En este, Valparaíso que evoca
reminiscencias en mi translúcida
memoria y que hoy encuentran
recordación, en estas calles donde
tus labios fríos, buscaban un beso,
una excusa para amar.

Sabes, vi también a nuestros hijos.
Los hijos de este loco amor, letras
que hoy se dicen los amantes, versos
que llevo aferrados a mi pecho, muy
dentro de mi corazón. Que a veces me
queman cuando estoy triste y son un
parto que aún duele.

¡Porque esas letras son el parto de
mi soledad!

Ya no sé decirte, cuántas veces he
muerto en las calles de este Valparaíso
bohemio y loco. Cantando un bolero que
gime, diciéndole a mi alma entre lágrimas
y con una voz quebrada, que jamás a mis
brazos volverás.

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Anuncios

Read Full Post »


“La culpa es de uno cuando no enamora y no
de los pretextos ni del tiempo”
Mario Benedetti

Problemas de Cama.

Anoche que me desprendiste de tu cuerpo.
Cuando desnudo  me despojaste de tus brazos,
de tu piel oscura, como el vino que recorre cada
noche mi sangre. Y me dejaste sin esa prolongación
de mi vida que son tus brazos. Esos brazos que han
sido por tantos años,  mi cobija cuando no tengo
ropa.

¡Anoche que te fuiste y no estuviste en mi cama!

Anoche que estuve solo, junto a ese cuarto que te
conoce. Me confesé diciéndole a esas cortinas que
cuelgan en él y que a veces no conocen el día, las
luchas que me toca pelear y a veces perder  contra
la palidez de mi amor para ganar un palabra cuando
tú, en mi cama no éstas.

Pero fue como la muerte, cuando me di cuenta que
me faltas, que tu mirada cada noche me dice que si,
pero tus brazos me dicen que no. Fue como la muerte
saber que, mi erotismo poético termina en ese mismo
lugar donde tu beso envuelve mis realidades y me
hace perder la razón.

Sabes, tengo la esperanza de volver  ésta noche a tus
brazos. Porque éstas dos noches sin ti han sido mí
muerte al no besar tus labios por éstar durmiendo
en tu olvido.

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Read Full Post »


“Mientras tu dormías, yo sobre tu
cuerpo escribía”

Algunas veces he querido ser un
árbol sólo, inmóvil en silencio,
pero mis manos no se han podido
mantener quietas y han seguido
escribiendo.

A veces he querido conocer un
amor que sea tierno, que no sea
solo amor, que también sea un
beso.

Pero que sea un beso cual flama,
que se encienda, con proyecciones
suficientemente calientes y
duraderas de mi pecho.

Que sea un beso que tenga alas, que
vuele de verso en verso y en las
noches siempre se pose a la orilla
de mi vida.

!Solo quiero en esta mi única vida que
tus besos sean en cada noche el resumen
de mís días!

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Read Full Post »


Quítame.

 

Quítame ese vacío ciego de mi pecho
que no ves pero que siempre esta ahí.
Quítame la camisa, desabróchala,
menosprecia mis gestos, llévate mis
pantalones, mis zapatos, mis esperanzas
hasta mis ganas de vivir

Quítame todo el dinero que traiga conmigo
en los bolsillos aunque sea poco, ya lo sé.
Despoja a mi cuerpo de esos diez minutos de
tu sexo en los cuales te olvidas del mundo y
te adentras a mi amor.

¡Quítale los sueños a mis realidades para que
no me dejen dormir!

Pero eso si, no arranques nunca de mí tu mirada
y la pobreza con la que he construido todo.

¡Porque que será de mí!

Porque cada vez que me mires te volveré a
enamorar y cada vez que no tenga nada de
la misma pobreza de siempre lo volveré a
construir.

 

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Read Full Post »

Orgasmo.


El sofá es frio, yo solo quiero que me devuelvas
mi lugar, para que tu cuerpo viva junto
al lado mío.

Orgasmo.

En las noches se encierran tus ojos
en mis ojos con una mirada, acerco
poco a poco mis labios hacia los
tuyos y me deslizo hasta tu cuello,
después de haber humedecido mis
labios en la miel de tu cuerpo y
cambia tu respiración como cambia
la tarde en el Sinú de color azul a
uno más violeta.

Mis manos tocan tus senos como si mis
dedos acariciaran un volcán de fuego
y todo el olor de tu cuerpo es un campo
de flores en primavera.

Bajo mi mano un poco más y te encuentro
húmeda, como aquellas estrellas que se
sumergen en el mar al caer la tarde.

Tus manos calientes se posan silenciosas
sobre mi pecho, justo en ese momento un
sueño húmedo te despierta, es un orgasmo
de tu cama, húmeda sola y fría sin mí.

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Read Full Post »


Amo el canto del cenzontle,
pájaro de cuatrocientas voces;
amo el color del jade y el enervante perfume
de las flores; pero amo más a mi
hermano el hombre.

Nezahualcóyotl

Vuelo de pájaros.

Soy un Cenzontle o lo quería ser,
quería nacer con plumas y unas
largas alas pero no pudo ser.

Aún recuerdo cuando mis pies
tocaron el suelo por primera
vez me desguindé del árbol,
salí corriendo hacia los brazos
de ella y jamás regresé.

Me aferré fuerte desde entonces
a la tierra y nunca más despegué.

¡Solo nostalgia de niño y no
sé por qué!

Será porque mi garganta no canta
como lo hizo una vez.

No sé que le pasa al mundo,
mira si anda al revés.
La otra vez vi trinar un
Cenzontle en un mango y por
poco lloré.

¡Porque sigo siendo un
Cenzontle, aunque ese pájaro
cenizo en el mango no me lo
cree!

© 2012, Ricardo Jhalet
Viajando en Dirección Sur
ISBN: 978-956-351-404-9

Read Full Post »