Feeds:
Entradas
Comentarios

En más de una vez,
cuando estas en mi,
he sentido tocarse las almas,
en un palpito que se elevaba
eternamente desde mi silencio.

Esos son los versos,
que provienen de tu cuerpo,
velozmente se van irguiendo
dentro de mi.

Se derraman con cada beso,
con cada pregunta o interrogación
que me hacen tus labios.

Cuando me interrogas,
me dices como te quiero,
con este poema te respondo.
¡Desnuda y sin preguntas!

 

© 2014, Ricardo Jhalet
Tríptico de un amor
ISBN: 978-956-351-404-9

Anuncios

Sus muslos abrazados,
al silencio de los desconocidos.
Su vientre palpitando en el olvido ,
cerca de las manos,
lejos del amor.

Los versos apagándose
y encendiéndose,
en plena madrugada
cuando entregaba por
dinero su amor.

Las miradas aprendiendo,
que entre clientes y maquillaje,
se guardan mil penas,
que se irisan y se apagan.

Que no mueren,
cuando se les mata,
porque hay veces que
sobreviven al amor.

© 2014, Ricardo Jhalet
Tríptico de un amor
ISBN: 978-956-351-404-9


No creo en el amor
de cuerpos jurados.
No creo en las edades,
perjuicio de la vida
de besos no dados.

Creo en el amor que existe
en los besos robados,
orgasmo de sonrisas
y días en tus brazos.

No creo en el amor,
que llora coronado de espinas,
pintando la vida con cantos lejanos.
Creo en el amor que nace de un beso,
Ilusión pérdida que florece al instante.

No creo en el amor,
que me llama y repite mi nombre.
Sin sentirlo en sus labios,
sin que corra en su sangre.

Creo en los labios desnudos
que maduran en las manos,
que cierran los ojos
y amanecen mojados.

No creo en los contratos
Si me entregas tus besos,
yo te entrego mis brazos.

© 2013, Ricardo Jhalet
Itinerario De Besos.
ISBN: 978-956-351-404-9


Cuando saben que viviste entre ellos
a pesar de que no tenías su entraña
y tu tiempo era trascendente y bello
se preguntan qué llevabas en tu pecho
tan callado
tan serio
tan verdadero
Cuando parecías no existir para la vida

Esos libros los perturban
los asedian
¿Por qué los nombras tan oscuros?
¿Por qué no figuran como héroes?

Cuando saben que viviste entre ellos
tal vez se preguntan: ¿por qué no lo matamos
cuando aún no era conocido?
¿por qué?

Tal vez digan: ¿qué hace tu miseria
tu tristeza
como símbolo de un pueblo?

Nunca es tarde para hablar de ellos
para recordarles que tú no eras el tonto
para revivir algo que el arte siempre
le ha tenido a la bruta vida:
ODIO

-Raúl Gómez Jattin
Poema Inedito

Malena.


“Un buen verso no lo detiene
ni el más grande huracán.
Por eso ahí te va Malena,
este beso que como el verso,
nacieron en el mismo lugar.”

-Ricardo Jhalet

 

Malena

No esperé encontrarte,
en mi arena ya mustia,
cuando apareció tu rostro
entre las luces y la sombra.
Se me espantó la angustia
y se me perfilaron las ansias.

Cuando en la penumbra
se marcaron tus labios,
como una silueta inapagable.
Sobresalieron los pómulos
y se trazó un beso
en la punta de los dedos.

Como si fueran hermanos,
sombra y luz Malena,
para dibujar el amor
en la oscuridad insomne.

Apareció tu rostro nocturno,
con esa misma dulzura lentísima
con la que yo mitad fuerza y mitad miedo,
te defendía hasta del propio olvidó.

Te encendiste en mi pupila,
como flama rutilante,
en medio de esta soledad,
que nos marca la vida
como un anzuelo,
a través de las horas
inmensas del recuerdo.

Te metiste en mi sangre,
como Sol de mediodía,
y me marcaste la carne,
balanceándote entre ella.
Al principio fue el cuerpo
ahora en mí corazón.

 

© 2014, Ricardo Jhalet
Tríptico de un amor
ISBN: 978-956-351-404-9


Si quieres saber quien escribe
detrás de esta palabra,
tienes que hacerte un nudo en la garganta.

Aunque mis manos te ofrezcan,
toda la vida que no han visto,
entre el vicio y su muerte,
debes saber,
que estoy muriendo,

De todas estas cosas muero,
siempre muero.

Como nadie lo sabe,
estoy muriendo,
agudamente en esta muerte,
del tamaño de mi muerte.

Muriendo entre las cosas y su gente,
De que estén aquí y no,
Lloriqueando en las esquinas,
de mi locura cotidiana,
como un laberinto sin salida,
estoy muriendo.

Me libero de mi cuerpo y de sus carnes
pero muero, siempre muero.

© 2013, Ricardo Jhalet
Itinerario De Besos.
ISBN: 978-956-351-404-9

Amor y vuelo.


Cómo sería de efímero el amor,
si no hubiesen caprichos,
como planta sin aroma,
el colibrí no volaría a la flor.

No dirías amor, no dirías amor.
No existiese entre
mis manos calientes
y tus labios mojados.

Esa indecisión de entregarnos,
desde mi corazón hasta tus labios,
muy quieta desde el silencio
inquieta entre mis manos.

Ocultando en las llanuras de tu piel
mis palabras desnudas,
en el silencio de tu alma,
con la mirada serena,
con tus ojos mojados.

Diciendo amor, gritando amor
entre tu alma y mi alma.

© 2013, Ricardo Jhalet
Itinerario De Besos.
ISBN: 978-956-351-404-9